domingo, 21 de julio de 2013

ARICAGUA DE ANTOLIN


Pedro Bellorin
El Catedrático

Sitio obligado para el paso del ferrocarril cargado de magnesita que salía desde Loma de Guerra y tenía como destino el puerto de Manzanillo.
En este suelo se levanto una comunidad de aborígenes que luchó conjuntamente con la de El Tirano para que un militar de nombre Vicente de Guerra, no recibiera esta posesión en reconocimiento de haberes militares.
Aricagua sitio de la miel, árbol lechoso, suelo de oro, contó con los servicios del señor Fruto Bejarano, Alcalde pedáneo a quien el abogado Jasé Bruno del Campo supo plantear al caso de los indígenas pisatarios.
Aricagua ve al norte al sector de Manzanillo, al sur Loma de Guerra, al este El Tirano y su puerto y al oeste las montañas de La Valla y El Coco.
El vecindario es colindante de La Mira, sitio que recibe el nombre por simular un mirador natural que permitía ver las embarcaciones que iban y venían a la tierra margariteña.
Aricagua guarda el recuerdo del señor Wenceslao Hernández en el sector Los Mereyes, querido escritor, folclorista, decimista y sabio que ocupó altas posiciones civiles y tribunalicios. Fue preceptor de los cantos tradicionales y folclóricos donde formó numerosos galeronistas que recorrieron la geografía nacional e insular, entre ellos Don Julio Bello, Lucas Hernández, Servelion González, Cándido Hernández y Adalberto Martínez.
Aricagua es la tierra donde teniendo como preceptor al maestro Albornoz se inicia la escuela que es conducida por el Maestro Juan Cancio Rodríguez, Rosaura Rosa Acosta y Francisca Rodríguez se convierte al paso de los años en Unidad Educativa Don Andrés Bello.
Suelo de agricultores y gente con el ingenio para el trabajo productivo. Su primera enfermera fue la señora Manuela González de Moya quien falleció superando los noventa años.
En Aricagua se recuerda que funcionó la primera Brigada de Seguridad Vecinal así como los servicios funerarios pioneros del municipio.
La Doctora Deyanira Carreño ex–registradora y ex–legisladora regional, doctora en derecho es también aricaguera.
El Club La Familia, creado para la recreación de la comunidad antolinense y donde se celebraron algunos de los encuentros o reuniones para el logro de la economía municipal, con el equipo encabezado por el Profesor Erasmo Gómez Quijada en el años 1988.
En la parte política, Aricagua es el terruño de los Concejales Esmel Bejarano y Felipe Hernández. Este pueblo ha dado para la docencia regional destacados educadores contando entre ellos con Felipe el de Soilo, su hijo y los hermanos Moya González entre ellos el cronista Ricardo Moya, bandera de Antolín. Contadores públicos, abogados, banqueros, conductores de vehículos para el servicio colectivo como lo fueron Jorge Bejarano, Eugenio Hernández, Benjamín Marín, Servelion González y diligentes comunales como Jesús “Chucho” Caraballo, Político y dueño de la editorial Trapiche y Fondá, periódico de suma importancia para el Municipio Antolín del Campo.
En Aricagua se practica la fe y devoción a San Pedro de la religión Católica, pero también hay un templo donde practican sus hijos la Fe Evangelizadora en Cristo Nuestro Señor.
Al sitio de Aricagua usted puede llegar desde la Avenida 31 de Julio por tres entradas, también desde La Mira pasando frente al Motel Por Viento Fresco o desde Loma de Guerra.
En su suelo Aricagua tuvo la presencia de dos molinos para la extracción del agua del subsuelo, utensilios que ya no existen pero que fueron estampas de su pueblo campesino.
En su centro está la Casa Comunal del pueblo y el recuerdo de su Centro Cultural así como los vestigios de la vieja casita de Doña Eufemia Arias de Gamboa.
Hoy Aricagua recuerda a sus policías con uniforme de caqui Julio González, Andrés Ortega y Placido “Pacho” Hernández, es también el pueblo donde reposa la partida de nacimiento de los grupos musicales Alma Guaiqueri dirigido por Julio González y Perlas Insulares de Felipe Martínez. 
Publicar un comentario